sombra para las hormigas

La Educación en Paulo Freire

Paulo FreirePaulo Freire Paulo Freire fue toda su vida un educador. Uno de los pedagogos más importantes de América Latina y del mundo. Decía que nadie se educa solo, nadie educa a nadie, sino que nos educamos en comunión. Para él, el educador era un educando y el educando un educador. Estaba en contra de la educación “bancaria”, la cual considera al educando como un recipiente o depósito al cual hay que llenar de información, negándole su parte activa en el proceso educativo. La educación por la cual pugnaba era la de una educación activa de los sujetos, sobre todo del educando. De entrada no le negaba su humanidad, pues parte de que nadie lo ignora todo ni nadie lo sabe todo, es decir, el educando sabe de la vida, conoce de su entorno; y el educador siempre tiene algo que aprender, no lo sabe todo como se supone de los maestros en los sistemas educativos tradicionales. Para Freire era de vital importancia el diálogo que se da entre el educando y el educador mediado por el mundo.

La educación de Freire era dialéctica, es decir teoría y práctica. Colocando en el centro a los educandos, para que conocieran el mundo, expresaran su palabra y no se quedaran pasivos ante él. Es una educación en movimiento, dinámica, no estática, viva, de continuidad, con una visión totalizadora y problematizadora de la realidad. No da datos muertos, no enseña la historia como algo del pasado y sin ninguna relación con nuestro presente, sino que es, una historia viva. Decía que para ser se es siendo. Enseñaba a descubrir el mundo y a descubrirse el educando en el proceso. En el centro del aprendizaje está el educando, no lo niega, lo convierte en sujeto real, pensante, que algo tiene que aportar a los demás y que era importante que se expresara. Decía que el hombre se humaniza diciendo su palabra, escuchando y entendiendo al otro, como si fuera otro yo, en un diálogo real, solidario, de profundo respeto y amor a la humanidad.

El mundo no es, está siendo, -sostenía-. He ahí la importancia de la conexión del ser humano con el mundo, al no verlo como una entidad separada del ser, sino que el mundo es precisamente con y por la intervención del hombre. El mundo y la realidad no son entidades dadas, sino que son en razón de su relación con el ser humano. Y que el ser humano no es un ser acabado o concluso sino que está en continuo perfeccionamiento y trascendiéndose.
La educación para ser realmente educación tiene que ser liberadora del hombre, no puede ser controladora, ni domesticadora, tal como la entiende el sistema educativo tradicional, donde se coloca al maestro en un pedestal y a los alumnos abajo y lo que reproduce la enseñanza es el orden establecido, las reglas, las pautas, como hay que comportarse en sociedad. Este sistema en realidad convierte al sujeto en un ser pasivo, que lo denigra y lo hace menos, lo ve como objeto, no como sujeto, contrario al sistema de educación freireano.

Lo más trascendental del sistema de Freire es que sitúa al educando en el centro de la acción, le da vida, lo reconoce como otro, como un ser humano capaz, que sabe y que puede ser transformador de la realidad, que descubre el mundo y se da cuenta de su situación de sometimiento y opresión en que se encuentra, obviamente a los regímenes políticos donde existe la división de clases este tipo de educación no les conviene y están en contra porque hace que los educandos se den cuenta de su realidad y sobre todo porque los convierte en sujetos activos que quieren transformarla para florecer a la vida.

Consideraba que el hombre al margen de la praxis no puede ser. Y lo que pretenden los opresores con la educación es transformar la mentalidad de los oprimidos y no la situación que los oprime. Para los opresores los marginados, no son otros sino los oprimidos. Por eso el régimen, la educación que se les imparte se da dentro de la estructura que los convierte en seres para otros, no para sí, porque pensar auténticamente es peligroso. Por ello afirmada que la educación es eminentemente política, jamás es neutral. He ahí el carácter revolucionario de la educación freireana. Una educación para la liberación del ser humano, fecunda y creadora.

Comentarios

Videos de Paulo Freire

Paulo Freire, Constructor de sueños (1/2) -
http://www.youtube.com/watch?v=qCZ_eoT19mo


Paulo Freire - Conferencia Buenos Aires 1992 (Parte 1)
http://www.youtube.com/watch?v=UwEJBgxEgc0